La delegación de Sanidad inspeccionará las industrias y los establecimientos para prevenir la legionella -

La Delegación de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Utrera emprende una nueva campaña de prevención y control de la legionelosis, que se prolongará hasta septiembre.

Los brotes de legionella son asuntos de máximo interés para la Salud Pública, por ello, para controlar la aparición de este problema que se acrecienta durante el periodo estival, la localidad dispone de un registro donde están inscritas las instalaciones que con mayor frecuencia se

encuentran contaminadas de legionella y han sido identificadas como fuentes de infección, tales como torres de refrigeración y condensadores evaporativos.

La delegada de Sanidad y Consumo, Consuelo Navarro, recuerda a los titulares de empresas que vayan a utilizar este tipo de instalaciones, “que es obligatorio notificar al ayuntamiento su existencia en el plazo de un mes desde su puesta en funcionamiento, además de las características técnicas de las mismas. Además, están obligados a disponer de un registro de mantenimiento que plasme las revisiones realizadas, el control de los parámetros obligatorios y las reparaciones realizadas”.

Los técnicos de Sanidad realizarán una serie de inspecciones, principalmente en industrias que utilizan torres de refrigeración o condensadores evaporativos en el ejercicio de su actividad, pero también en establecimientos que dispongan de sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador, unos dispositivos que suelen ubicarse por ejemplo en hoteles, y que pueden ser origen también de esta infección.

La inspección sanitaria consistirá en revisar la documentación de las empresas, los registros, el programa de mantenimiento y las instalaciones, comprobando la aplicación de las medidas preventivas. En caso necesario se dictarán las medidas para corregir o minimizar el riesgo que sea detectado. Si como resultado de estas inspecciones se concluye que existe riesgo para la salud pública, se procederá a la clausura temporal o definitiva de la instalación.

La legionella es una bacteria que se encuentra habitualmente en el agua, pero que no produce enfermedad alguna a menos que pase al interior del organismo en forma de aerosoles, penetrando por vía pulmonar. Dicho microorganismo puede provocar dos tipos de disfunciones en el ser humano; enfermedad del legionario, caracterizada por neumonía con fiebre y que puede ser grave, en función de las condiciones del afectado; y la enfermedad de Pontiac, que presenta un cuadro similar a una gripe y es más benigna.

Los datos del Centro Nacional de Epidemiología, indican más de un millar de casos de legionelosis declarados anualmente en España.